ENTRADA ANTERIOR Tecnología de RRHH en empresas exitosas: gasto, implementación y uso

Adopción de una plataforma social de RRHH: Planificación (parte 1/4)

Cómo potenciar la adopción de tu Red Social Corporativa: Planificación (Parte 1 de 4)

 

Implementar una Red Social Corporativa (RSC) en la organización no sirve de nada si los colaboradores no la usan.

 

Según McKinsey, aunque 72% de las empresas usan tecnologías sociales de alguna manera, muy pocas están cerca de usar todo su potencial.

 

¿Cómo lograr que tu RSC se convierta en una parte integral de tu cultura interna? ¿Qué hacer para que tus colaboradores la usen como una herramienta de trabajo cotidiana?

 

En esta primera entrada de una serie de cuatro posteos, te mostramos cómo planificar la implementación de tu RSC.

 

Gestionar el cambio

 

La implementación de una red social corporativa no es solo un proyecto tecnológico, es una iniciativa de gestión del cambio.

 

Y es justo aquí donde muchas empresas cometen errores críticos: Según nuestro 1er Estudio Latinoamericano de Tecnología de Recursos Humanos (haz clic aquí para acceder a una infografía con la primera parte de los resultados), manejar mal el cambio es uno de los principales errores que cometen las empresas de la región al implementar un proyecto de este tipo (33%), y manejar bien el cambio es una de las principales consideraciones en este sentido (56%).

 

Para tener éxito se debe tener en cuenta la forma en que el cambio afecta al negocio, la tecnología de la empresa y al personal.

 

Por tanto, manejar el cambio a la hora de implementar una red social corporativa significa trabajar sobre estos tres componentes, enfocándonos en ayudar a los colaboradores a trabajar mejor juntos y cumplir sus metas. De esta forma, podemos convertir la RSC en un componente integral de la cultura de la organización.

 

Participación del CEO y la gerencia

 

Si el CEO de la empresa no cree en la RSC y no la usa como una herramienta de trabajo cotidiana, es difícil que los colaboradores también lo hagan. Su participación es clave para la credibilidad del proyecto e integrarlo efectivamente en la cultura de la organización.

 

Asimismo, las posibilidades de lograr una implementación exitosa, con altas tasas de adopción y participación a lo largo del tiempo son directamente proporcionales a la cantidad de altos ejecutivos que se encuentran dentro del listado de usuarios más activos de la plataforma.

 

Es necesario Identificar aquellos ejecutivos que, independientemente de sus edades y cualificaciones, interpretarán más rápidamente las ventajas de la herramienta. Junto con mostrarles los beneficios de implementar la herramienta, se les debe capacitar para que participen activamente.

 

Cuando prima la timidez o el temor a la visibilidad el proyecto fracasa antes de empezar. Si los líderes de la organización postean y comentan generados por los colaboradores, entonces ellos dejarán de tener miedo a repercusiones o reprimendas solapadas.

 

El juego de la diplomacia: Identificar embajadores

 

Embajadores, sponsors, campeones... Los términos cambian pero el significado es el mismo: son los colaboradores que, independientemente de su rango o jerarquía, darán el ejemplo en el uso correcto y continuo de la plataforma.

 

Es frecuente que se encuentren estos perfiles en estamentos medios e incluso en la base de la pirámide organizacional. Se trata de gente empática con ascendencia sobre sus pares, organizadores espontáneos de concursos internos o actividades sociales fuera de hora. Ellos encontrarán en la red social un vehículo ideal para desarrollar su hasta ahora informal rol, y lo harán encantados. La clave es capacitarlos para que publiquen en la RSC con periodicidad.

 

Invierte en un community manager

 

Seleccionar a la persona adecuada para cubrir esta posición resulta vital para el impulso de la plataforma y el involucramiento de las personas, ya que moderar una RSC ocupa una parte considerable del tiempo de un colaborador que se dedica a ella en sus tiempos libres.

 

El Community Manager debe ser un facilitador que de la bienvenida a los usuarios, los oriente sobre cómo participar, genere y promueva la generación de contenidos de valor, incentive la interacción y muestre a los usuarios cómo integrar la red social a sus rutinas de trabajo diarias.

 

El plan de implementación y mantenimiento de toda iniciativa social debe incluir concretas definiciones sobre la selección, el entrenamiento y el apoyo organizacional que deberá recibir quien tenga a su cargo este cúmulo de tareas.

 

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden a implementar con éxito tu RSC. En la próxima entrada de esta serie, te mostraremos cómo organizar el prelanzamiento de tu red.

 

Descarga el eBook ahora

 

Gabriel Schvarstein

Gabriel Schvarstein

Product Marketing Manager, GOintegro

ENTRADA SIGUIENTE Tecnología de RRHH en Latinoamérica: ¿Qué pasa en la región?

Subscribe to Email Updates

New Call-to-action
Descargar GOpass Product Sheet

Entradas recientes