ENTRADA ANTERIOR ¡Atención líderes de RRHH! 7 TedTalks para potenciar tus habilidades de Comunicación

¿Cuál es la diferencia entre el Employee Engagement y Employee Experience?

¿Cuál es la diferencia entre el Employee Engagement y Employee Experience?

De acuerdo a un artículo de Forbes este es el año del Employee Experience ¿pero cuál es la diferencia con el tan cotizado Employee Engagement y cómo alcanzarlo?


Employee Experience (EX en términos simples es un enfoque más holístico al engagement que involucra todo el “journey” del colaborador: desde el “momento uno” de su interacción con tu empresa hasta el día que se va). Un escenario donde el Employee Engagement es el objetivo final y el Employee Experience un medio para lograr ese fin.


En latinoamérica hemos visto un fuerte desarrollo del Employee Engagement en los últimos años, especialmente en las organizaciones mexicanas quienes, en nuestro 2do Estudio Latinoamericano de Employee Engagement, indicaron que el compromiso de los colaboradores es muy importante para el 69% de ellas. Definitivamente están invirtiendo recursos considerables en iniciativas para potenciar la cultura corporativa, participación de los empleados y para desarrollar estrategias de bienestar.


The Little Prince

“Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”.
El Principito de Antoine de Saint-Exupéry


El Employee Engagement ha pasado de ser un concepto poco adoptado por las organizaciones a ser una prioridad en la gestión de talento en los últimos años. Sin embargo, en el estudio mencionado con anterioridad, encontramos que el gran desafío para el 2018 es el compromiso por parte de los altos ejecutivos con las iniciativas ligadas al compromiso del colaborador. ¡Gran error!


En las palabras de Antoine de Saint-Exupéry, en su famoso libro “El Principito”, “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”. Aquí el escritor francés nos recuerda la importancia de las conexiones emocionales entre las personas en el día a día, esas situaciones que a veces pasan desapercibidas para muchos pero que reflejan lo esencial de nuestra vida. Debemos devolverle a los pequeños momentos “verdaderos” el lugar que se merecen, puesto que un día nos daremos cuenta que ellos son los que constituyen las más grandes hazañas y le entregarán a las organizaciones una gran ventaja competitiva.


Imaginemos al Employee Experience como un edificio antiguo que podemos pintar y perfeccionar tanto que puede parecer nuevo, pero si no arreglamos la estructura y vigas del edificio seguirá siendo eso: una construcción vieja con un cambio de "look" pero con débiles cimientos.


Por mucho tiempo el Employee Engagement se ha centrado en “cambios cosméticos” a corto plazo, pero si este enfoque no funciona para un edificio, ciertamente no funcionará para una organización. Enfocarse en la experiencia de los empleados permite el rediseño a largo plazo de la organización. Es el foco en las vigas en lugar de la pintura y la decoración.


Entonces, ¿qué es el Employee Experience? Para las personas que son parte de tu organización, su experiencia es simplemente la realidad de cómo es trabajar y ser parte de tu empresa. Desde la perspectiva de la organización, la experiencia del empleado es lo que se diseña y se crea para los empleados, o lo que la organización cree que debería ser la realidad del empleado.


El desafío del Employee Experience es inmenso. Afortunadamente, la tecnología está de nuestro lado. Se han desarrollado diversas herramientas para potenciar la función de Recursos Humanos y ayudar a obtener la información que necesitamos para diseñar fácilmente los programas que deseamos.


Comparto algunos tips al respecto publicados por Deloitte para comenzar a potenciar tu Employee Experience:


  • Eleva la experiencia del empleado y conviértelo en una prioridad: Reconoce que la experiencia integrada del empleado es tan valiosa y puede tener tanto (o más) impacto como la estrategia de experiencia del cliente. Articula una experiencia diferenciada para los colaboradores y garantiza que coordine todos los aspectos del trabajo: el lugar y la experiencia laboral. Incluye los conceptos de wellness y wellbeing en tu estrategia.

  • Designa un líder o un equipo de alto rendimiento para adueñarse de la EX: Asigna a alguien responsable de orquestar las funciones de compromiso, aprendizaje y desarrollo de carrera, diseño organizacional, analytics y cultura para que RRHH pueda enfocarse en la experiencia del colaborador. Programas como el desarrollo de liderazgo, la gestión del rendimiento, el diseño del lugar de trabajo y las recompensas ahora entran dentro del dominio de la experiencia integrada de los empleados.

  • Incorporar el design thinking: Estudia, escucha y aprende sobre lo que están haciendo tus colaboradores todos los días y descubre nuevas formas de simplificar el trabajo y mejorar la productividad, rendimiento y engagement.

  • Considerar experiencias para toda la fuerza de trabajo: Todos los segmentos del lugar de trabajo: candidatos, tiempo completo, part time, freelance y practicantes esperarán elementos del Employee Experience que estén diseñados especialmente para atraer y retenerlos.

  • Mira hacia fuera: Utiliza información como LinkedIn y otros para encontrar áreas de oportunidad y debilidades. Investiga y ve que funciona para otras empresas.

  • Involucra a los Gerentes y líderes: La participación de altos ejecutivos y líderes de equipo es fundamental, ya que la gestión y el compromiso diario impactan la marca empleadora en general. Los líderes pueden ser responsables de la experiencia del empleado a través de metas, recompensas y otros programas de rendimiento.

  • Considera el impacto de la geografía: Empresas internacionales deben comprender las diferencias culturales en la forma en que los empleados perciben la experiencia laboral. Las culturas que son más colectivas o centradas en el grupo requieren diferentes programas de participación que aquellos que están más centrados en el individuo.

  • Mide: Busca la retroalimentación de forma regular. Utiliza entrevistas, conversaciones de rendimiento y encuestas para lograr un entendimiento en tiempo real de los desafíos que enfrentan tus colaboradores. Utiliza el NPS para medir el compromiso de tus colaboradores.


El Employee Engagement  sin duda es importante para una fuerza de trabajo sólida y productiva, pero se deben considerar todos los ámbitos que afectan la vida del colaborador. Las compañías inteligentes serán aquellas que entiendan que proporcionar una experiencia integral para el colaborador que siga todo su recorrido y ofrezca oportunidades de desarrollo en cada paso beneficia el todo.


El Employee Experience es simplemente demasiado importante para dejarlo al azar. Este proceso de diseño de experiencia de los empleados no solo se realiza para los empleados sino que está hecho con ellos. Al combinar el compromiso y la experiencia de los colaboradores las organizaciones pueden construir un entorno donde los empleados se sientan realmente valorados y comprometidos en generar valor.

German Dyzenchauz

German Dyzenchauz

CEO & Co-Founder, GOintegro

ENTRADA SIGUIENTE ¡Imperdible! Las mejores charlas TED sobre Employee Engagement

Subscribe to Email Updates

Vistar Website
Descargar GOpass Product Sheet

Entradas recientes