Los tres factores cruciales para gestionar el Employee Experience

por José Guerra
Lectura de 8 min.


El Employee Experience se refiere a todo lo que un colaborador experimenta en el trabajo, desde el día en que entra hasta que se va. Es un término holístico que abarca las interacciones que tiene un trabajador con su jefe y compañeros, el diseño del espacio físico, el equilibrio entre su vida personal y laboral, el software que utiliza, los beneficios que recibe, entre cientas de otras cosas.


Alejandra Cruzat, Executive Manager HR, en Michael Page Chile y Top 100 en los #HRInfluencersLatAm 2018, considera que el Employee Experience es aquello que lleva a los colaboradores a actuar con compromiso y alinea los objetivos de la organización. Sin embargo, según el último estudio de Employee Engagement publicado por Gallup, sólo 27% de los colaboradores en Latinoamérica están comprometidos con su trabajo.


Mejorar la experiencia del colaborador funciona como antídoto a esta estadística. Sin embargo, de acuerdo a los resultados del “1er Estudio latinoamericano sobre Employee Experience”, 44% de los profesionales de HR, en su mayoría directores y gerentes de Recursos Humanos, admiten no saber concretamente qué hacer para mejorarlo. Para entender mejor cómo gestionar iniciativas relacionadas con la experiencia del colaborador, Jacob Morgan - autor de tres bestsellers y cofundador de la Comunidad del Futuro del Trabajo-, creó una ecuación de tres factores: cultura, tecnología y espacio físico.


Generalmente, los líderes de HR buscan enfocarse en una de las tres áreas. Por ejemplo, los esfuerzos se centran en agregar mesas de ping pong, videojuegos, frutas o pizzas pero se descuida la creación de espacios físicos colaborativos. Aunque cualquier esfuerzo suma, abarcar las tres aristas de la ecuación es de suma importancia para generar resultados realmente significativos. A continuación, te presento cómo cada factor influencia la experiencia del colaborador y un tip de cómo mejorarla:


1. Cultura Corporativa:


La Cultura determina qué es posible y permitido en una organización, cuáles son los modos de realizar las cosas, cómo se relacionan los colaboradores y cuáles son sus posibilidades de éxito, además de garantizar la experiencia que tendrán dentro de la organización.


Si bien debe ser pre-diseñada por los altos directivos, los que llevarán esta bandera son los propios colaboradores, estando dentro o fuera de la empresa; y si lo que esperamos es que esta pueda flamear en lo más alto, necesitamos que estos embajadores estén comprometidos y se sientan parte de una comunidad.


Una cultura saludable puede promover un ambiente de trabajo divertido en el que los colaboradores estén motivados a realizar sus labores de manera comprometida y  cohesiva con otros miembros del equipo. Sin embargo, es crucial involucrarlos en la definición de cómo quieren que la cultura organizacional se manifieste. Preguntarles qué valoran, de qué quieren ser parte o cómo desean que aporte a su propia experiencia dentro de la empresa, te mostrará importantes tendencias sobre el rol del liderazgo, la importancia de la comunicación colaborativa y transparente, entre otros.


2. Espacio físico:


El espacio físico es aquello que se percibe por los sentidos. Incluye todo lo que el colaborador puede ver, tocar, probar y oler. Es la paleta de colores con la que se pintaron las paredes, la demografía de los colegas de trabajo (edad, género, diversidad, etc.), el gimnasio de la primera planta, la forma en la que están ubicadas las mesas de trabajo, entre otras cosas.


El espacio físico se relaciona directamente con la productividad y el desempeño de los trabajadores de la empresa. Estudios de Steelcase demuestran que los trabajadores que no se sienten comprometidos con su trabajo, tampoco están satisfechos con el espacio en el que trabajan. De hecho, 85% de ellos admitió que el espacio físico no les permite concentrarse con facilidad o compartir sus ideas.


Si bien hay una tendencia en Latinoamérica que promueve la flexibilidad laboral a través de jornadas de trabajo desde cafeterías o funciones que se pueden hacer desde casa, las organizaciones del mundo están dando un paso más invirtiendo en mejorar los espacios físicos de sus oficinas e incorporando tecnologías que potencien la colaboración. Así quedó evidenciado en la Encuesta sobre Espacios de Trabajo Lationoamérica 2017, realizada por Gensler.


La creación de un lugar de trabajo dinámico y tecnológico conecta el sentido de pertenencia y el propósito de los colaboradores con sus trabajos e impacta directamente en la experiencia que un colaborador tendrá dentro de la organización. El espacio de trabajo debe ser el reflejo de la cultura y tiene que garantizar en función de sus miembros cuestiones como: concentración, colaboración, aprendizaje y socialización.


3. Tecnología


La tecnología se refiere a todas las herramientas que los colaboradores utilizan para realizar sus labores. Incluye desde los dispositivos (computadoras, móviles, cámaras, etc.) hasta los softwares, las apps, y la experiencia o el diseño de las herramientas de aprendizaje. Usar tecnología obsoleta no solo puede retrasar el éxito de la empresa con respecto a la competencia, sino que impacta drásticamente en el desempeño del colaborador.


La tecnología es una forma poderosa de facilitar el trabajo de Recursos Humanos, así como de optimizar las estrategias que se llevan a cabo internamente. Por ejemplo, dentro de la empresa puede existir un programa de reconocimientos entre pares. Sin embargo, gracias a la tecnología, el colaborador puede recibir dicho reconocimiento en tiempo real a través de una notificación que llega directamente a su móvil, sin tener que esperar a ser reconocido una vez al año.  

 

Tomar en cuenta los tres factores de esta ecuación es necesario para gestionar una estrategia de Employee Experience que tenga resultados exitosos en la organización. Sin embargo, para entender más sobre cuál es su importancia, por qué debe invertirse en ella, cuáles son sus pilares y la opinión de los líderes latinoamericanos de Recursos Humanos te invito a leer la “1ra Guía para la gestión del Employee Experience” aquí.

 

New call-to-action

 

José Guerra
Escrito por José Guerra

Chief Marketing Officer, GOintegro

Nueva llamada a la acción

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR CONTENIDO EXCLUSIVO DE NUESTRO BLOG