Que el distanciamiento sea sólo físico. #SeguimosJuntos

por José Guerra
Lectura de 5 min.


Llegar al trabajo, saludar a los compañeros, enterarse de una nueva serie buenísima que se estrenó recién, comentar las noticias, hablar de amenidades durante una pausa para el café, reírse y pasarlo bien en un happy hour los viernes… es muy probable que esas pequeñas “escenas de la vida cotidiana” sean muy familiares para ti. Sin embargo, es cierto que ellas se quedaron congeladas en un pasado no tan lejano, y ahora debes echar de menos esos momentos que solías compartir con tus compañeros.

El aislamiento social que debemos observar para evitar la propagación del nuevo coronavirus es algo que va en contra la naturaleza humana. Esto porque, como lo definió Aristóteles, somos seres esencialmente sociales, y al no tener la posibilidad de interactuar con los demás, nos damos cuenta de que esa cercanía física nos hace falta.

Trabajar en home office se ha convertido en la nueva normalidad, pero puede ser bastante desafiante para algunos colaboradores, principalmente por no saber por cuánto tiempo más esta situación deberá extenderse. De hecho, el sentimiento de soledad es uno de los problemas apuntados por quienes han tenido que trabajar desde casa debido a la cuarentena o a otras medidas de distanciamiento que muchos países decretaron.

De todas formas, la tecnología ha servido de consuelo. Es más que eso, en verdad, pues las distintas aplicaciones que permiten realizar videollamadas tuvieron un aumento exponencial en la cantidad de descargas, convirtiéndose en un recurso precioso para que las personas sigan participando de la vida de sus seres queridos. Ha sido cada vez más común reunir los amigos para un happy hour virtual, celebrar cumpleños a distancia, conectarse con los familiares para el tradicional almuerzo de domingo, etc.

Si miramos la realidad de nuestras organizaciones, es posible también potenciar el uso de la tecnología para acortar distancias. El trabajo remoto no puede ser motivo para debilitar los vínculos sociales y de camaradería entre los colaboradores. Si bien la dinámica cambia, las interacciones pueden ser potenciadas a través de tu red social interna.

Lo más importante es fortalecer el compromiso de todos y hacer que los colaboradores se sientan parte de un grupo cercano, que puede seguir apoyándose mutuamente. Ese debe ser el punto de partida para realizar acciones que fortalezcan el compromiso y profundicen el sentido de pertenencia.

En un artículo anterior, compartimos algunas recomendaciones para darle más dinamismo a tu plataforma de comunicación interna y difundir información relevante sobre la prevención del coronavirus y el posicionamiento de la organización de cara a esta contingencia.

Ahora, queremos inspirarte con 3 ideas de fácil implementación en tu red social interna, con el objetivo de crear acciones que promuevan la camaradería, abriendo espacio para que los colaboradores establezcan conexiones que van más allá de los temas inherentes al trabajo:

  1. Motiva a los colaboradores a compartir tips de películas, series, libros y artículos que no estén relacionados con la crisis, sino que les permitan relajarse y entretenerse.

  2. Invita a los que están trabajando remotamente a mostrar imágenes de su familia y de sus mascotas.

  3. Promueve un desafío interno de cocina: a cada semana, puedes elegir un ingrediente específico y motivar a los colaboradores a crear una receta con ese producto. Aquellos que reciban más likes con su creación culinaria pueden ser reconocidos.

***

Utiliza de manera estratégica tu plataforma de comunicación interna para seguir ofreciendo la mejor experiencia a tus colaboradores. Que el distanciamiento físico nos enseñe a todos a dar un nuevo significado a nuestras relaciones, para aprender que es posible seguir juntos, aunque separados.

New Call-to-action
José Guerra
Escrito por José Guerra

Chief Sales & Marketing Officer, GOintegro

HR influencers 2020
Nueva llamada a la acción

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR CONTENIDO EXCLUSIVO DE NUESTRO BLOG