ENTRADA ANTERIOR Participa en el 1er Estudio Latinoamericano sobre Employee Experience

Convierte a tu empresa en “Agile” desde HR a través de la Comunicación Interna

Convierte a tu empresa en “Agile” desde HR a través de la Comunicación Interna

El origen de las metodologías Ágiles o Agile está firmemente arraigado al desarrollo de software; un entorno específico que respondió de una manera eficiente al aumento de la demanda y complejidad del cliente. Si bien Recursos Humanos tiene bastantes diferencias con las áreas de desarrollo, es igual de exigente y complejo. Aplicada de forma correcta, la metodología Agile puede optimizar y agilizar la gestión de personas como la conocemos.

Agile se define como un enfoque estratégico para potenciar la innovación, romper los silos organizacionales y capacitar a equipos multidisciplinarios para que se autogestionen, acelerando el crecimiento rentable en el proceso. Responde a la complejidad y la imprevisibilidad adoptando un modelo iterativo del desarrollo, confiando en la colaboración y la reflexión para llegar a soluciones sostenibles a problemas complejos.


Agile aplicado a Recursos Humanos

Desde hace algunos años "Agile HR" se viene convirtiendo en una disciplina destinada a mejorar la adaptabilidad y fortalecer a la organización mediante los procesos de gestión del talento. Agile aplicado a HR combina prácticas para lograr consistencia, movilidad y flexibilidad para atraer, retener y administrar a las personas de manera adecuada.


Según el HR Trend Institute, "Agile HR" se refiere a:

  • Una forma de trabajar y organizar la función de Recursos Humanos que facilita la capacidad de respuesta y la adaptación de las actividades y estructuras.

  • Facilitar la flexibilidad de la fuerza laboral para mantenerse competitivos en el mercado cada vez más demandante.

  • La forma en que la función de HR ayuda a la organización a ser más receptiva y adaptable.

New Rules and Roles for HR

¿Todo esto suena simple y perfecto verdad? Pero al aplicar Agile a HR, existe un efecto secundario desafortunado: una dicotomía entre estas nuevas formas de trabajar versus las más “tradicionales”.

Aquí lo "tradicional" se considera obsoleto y lento, mientras que Agile es considerado todo lo contrario.

Agile solo funcionará en las empresas que estén dispuestas a dar el salto y comprometerse con una nueva forma de operar, ya que todos compartimos los problemas principales que aborda la metodología: entregar mejores respuestas de forma más rápida en un mundo que se identifica por la incertidumbre y constante transformación.

Pero cómo es de esperarse, uno de los grandes desafíos de los líderes de HR para implementar la metodología Agile en las empresas, se encuentra ligado con un cambio de mentalidad que necesita ser apoyada por toda la organización.

Los “evangelistas ágiles” de la empresa de software Atlassian, destacaron el desafío (y los beneficios) de implementar Agile de manera sucinta:

"Ágil no es solo un conjunto de ceremonias. Es una filosofía cultural y técnica "

La Comunicación Interna permite escalar la agilidad en tu empresa. Una pieza clave del rompecabezas para superar estos desafíos y lograr una visión ágil es a través de una Comunicación Interna efectiva. Los líderes de HR tienen todas las herramientas en su poder para ser Agentes de Cambio y unir a los trabajadores con las nuevas formas de trabajar para lograr una mejor adopción y equilibrio entre lo nuevo y lo tradicional.

3 formas en que las Comunicaciones Internas pueden ayudar a la agilidad:

  1. Inspira a la acción mediante herramientas de comunicación: Uno de los desafíos que deben superar las empresas es el conflicto entre los equipos ágiles y los equipos tradicionales, quienes, por lo general, defienden el status quo. Para esto los líderes de HR deben inspirar a todas las partes de la organización, tanto tradicionales como ágiles, con la visión de un trabajo armonioso, que ofrece innovación y que asegura que las organizaciones tengan un futuro sostenible. Para esto se deberá crear herramientas de comunicación que permita a los líderes a desempeñar sus nuevos roles como facilitadores y entrenadores dentro de estructuras organizativas más fluidas. Celebrando grandes ejemplos de cómo la colaboración tradicional y ágil ha llevado a la innovación, eficiencia y mejora del mercado. Se trata de asegurarse que todos obtengan crédito y se sientan incluidos en este nuevo movimiento.

  2. Facilita el acceso a los materiales colectivos de conocimiento y educación de la compañía: Los colaboradores pierden gran cantidad de tiempo simplemente buscando información de la empresa. Sin embargo, mediante el uso de la tecnología como las aplicaciones móviles, Inteligencia Artificial y chatbots, las empresas pueden garantizar que el tiempo de sus colaboradores se invierta en aprender a través de la fácil conexión con los otros miembros de la organización y mediante el conocimiento relevante y el uso de la información que se encuentra en un solo lugar. Para esto, alentar a los colaboradores a compartir conocimientos a través una Red Social Interna en lugar de utilizar canales cerrados como el correo electrónico, es una práctica que todos los miembros de la organización valorarán.

  3. Adopta formas más ágiles de trabajar: La buena comunicación es un factor clave que sustenta una cultura de innovación y colaboración. La recolección de este ingrediente central para una operación ágil requiere que los líderes de la organización "comiencen a hablar". Es por esto que los equipos de HR deben potenciar el desarrollo de comunicaciones efectivas horizontales y verticales mediante la tecnología, para fomentar la transparencia y retroalimentación de los mensajes centrales de la compañía.

Agile tiende a prosperar en empresas donde se alienta la retroalimentación y la comunicación abierta. Te invito a conocer más sobre cómo implementar Agile en tu organización leyendo “los 4 principios que necesitas para tener una cultura 'agile'” escrito por Óscar Gálvez, destacado referente de HR en la región y miembro del ranking de los Top 100 #HRInfluencersLatAm 2018.



HR moderno = HR ágil


Recuerda que ser Ágil es una forma de pensar. No se trata de controlar y prescribir, sino de detectar y adaptarse a los cambios con el objetivo de deleitar a tus cliente gracias al esfuerzo de equipos potentes, autónomos y felices.

Existen varias metodologías ágiles y tipos de pruebas que se pueden realizar para potenciar una organización (como por ejemplo la metodología Scrum, Kanban y XP) . La combinación adecuada para tu equipo dependerá de sus factores, necesidades y objetivos. Agile tiene un potencial enorme para transformar la cultura de una empresa, marcar una diferencia y crear una ventaja competitiva.

Si te gustaría saber más sobre cómo aplicar Agile en tu empresa o como lo estamos practicando actualmente en GOintegro déjame un comentario en este post para seguir escribiéndoles sobre el tema.

 VER WEBINAR

 

German Dyzenchauz

German Dyzenchauz

CEO & Co-Founder, GOintegro

ENTRADA SIGUIENTE

Suscríbete para recibir más actualizaciones

New Call-to-action

Entradas recientes