Descubre cómo liderar un equipo de alto desempeño a distancia

por José Guerra
Lectura de 11 min.


Según un reciente estudio publicado por GOintegro, el trabajo remoto versus el trabajo presencial es una de las actividades donde los cambios son extremadamente necesarios, considerando la nueva normalidad que se viene post coronavirus.

La semana pasada, Twitter anunció que sus colaboradores podrán quedarse en home office para siempre, si así lo desean. Puede que otras empresas hagan lo mismo, teniendo en cuenta que algunas han reportado un aumento importante en su productividad en estos tiempos de trabajo remoto. Además, no hay duda que la salud de las personas ha estado en el centro de las decisiones, y trabajar desde casa es una eficaz medida de prevención.

Sabemos que sin la tecnología sería imposible para las organizaciones adoptar el modelo de trabajo remoto de esta forma masiva. Las herramientas de chat, videoconferencia, las aplicaciones disponibles en la nube y las distintas plataformas con acceso mobile acortan las distancias y permiten que las personas trabajen de manera colaborativa.

Sin embargo, para que la gestión de equipos remotos sea exitosa, no es suficiente contar con recursos tecnológicos. Esto es, porque poner en práctica las técnicas de gestión tradicionales para liderar a una fuerza laboral físicamente dispersa simplemente no funciona, ya que las necesidades y expectativas - de organizaciones y colaboradores - son bastante particulares.

Abordamos esta temática en el 7mo episodio de nuestro podcast “HR & Employee Experience”, donde nuestra invitada, Karina Awad, comentó sobre el importante rol de RRHH en la gestión del cambio hacia los nuevos modelos de trabajo.

Considerando que no existe el contacto diario cara a cara, puede ser más difícil establecer conexiones personales y generar lazos de confianza con los colaboradores. Por ello, reunimos algunos consejos para que los líderes ayuden a sus equipos remotos a desarrollar todo su potencial.


1. Define el perfil ideal para una contratación asertiva

Ciertas habilidades y competencias son esperadas de un buen candidato indistintamente del modelo de trabajo, pero es cierto que los profesionales que actuarán remotamente deben presentar algunas características que les permitirán un buen desempeño, como auto-motivación, orientación a resultados, buen manejo de tiempo, sentido de priorización, entre otros. Sobre todo, lo ideal es buscar candidatos que sean transparentes, y en este punto, la comunicación es clave para que la nueva contratación sea exitosa, permitiendo que líder y liderado se sientan cómodos para ser honestos acerca de sus necesidades o expectativas.


2. Convierte el proceso de onboarding en un momento mágico

Comenzar un nuevo trabajo puede ser aterrador para cualquiera, pero esto es particularmente más complejo cuando uno no está físicamente en el mismo espacio que sus pares. El proceso de onboarding establece el tono de lo que está por venir y, si es bien manejado, puede hacer que los colaboradores remotos se sientan realmente motivados y parte del equipo, conectándose a la cultura de la empresa con más facilidad y estableciendo vínculos con su líder y compañeros.


3. Haz de la videoconferencia tu mejor amiga

Un estudio realizado por el profesor Albert Mehrabian, de la Universidad de California, identificó el impacto de los elementos no verbales en la comunicación y de qué forma afectan el entendimiento del interlocutor. Según la teoría, 55% de la comprensión proviene de expresiones faciales y lenguaje corporal; 38% de la inflexión y tono de voz y sólo un 7% proviene de las palabras mismas.

Por lo tanto, la recomendación es siempre realizar reuniones a través de videoconferencias, especialmente si una parte del equipo está presencialmente en la oficina y los demás colaboradores están trabajando desde sus distintas bases. De hecho, si sólo se usa el audio, los que están lejos no van a absorber completamente el mensaje y estarán en desventaja en relación a los demás, ya que, como vimos, los componentes no verbales son determinantes para que la comunicación sea efectiva.


4. Elige una buena herramienta de gestión colaborativa de proyectos

Olvídate del correo electrónico para administrar y hacer seguimientos de proyectos. Actualmente, la oferta de herramientas de gestión de proyectos es enorme y son muchas las opciones a disposición. Basadas en el modelo Kanban Board, ayudan a líderes y a equipos a alinearse en los próximos pasos, expectativas, plazos y responsables. Esas herramientas permiten comentar tareas, asignarlas a otros colaboradores, adjuntar documentos o contenidos relevantes y acompañar todas las etapas del proyecto, de manera bastante ordenada.


5. Establece metas claras y medibles

Una preocupación común entre los líderes de equipos remotos es: ¿cómo me aseguraré de que cumplan con sus metas? Bueno, el primer paso para esto es establecer metas claras, objetivas y medibles. El colaborador debe entender cuáles son los parámetros que se utilizan para determinar qué tan exitosas han sido sus entregas. Eso se establece por adelantado y debe ser comunicado en el proceso de onboarding. Es vital también que el líder sea capaz de transmitir sus expectativas respecto a los tiempos de respuesta del colaborador remoto, las horas de trabajo, los intervalos durante la jornada laboral, los canales de comunicación que deberán utilizar en el día a día, entre otros. Son detalles que pueden parecer obvios, pero cuando las personas no están en el mismo ambiente, es importante saber, por ejemplo, que desde las 13 hasta las 14 horas el colaborador no podrá responder a chats o mensajes pues estará en su hora de almuerzo.


6. Forma una comunidad y promueve interacciones

Si hay algo que han demostrado todos los estudios que se han realizado sobre la retención de colaboradores, es que la productividad es notablemente más alta (y la rotación mucho más baja) en las empresas donde las personas sienten que están conectadas a una comunidad, no solo haciendo un trabajo de forma aislada.

Pero, ¿cómo crear ese sentido de conexión con la cultura y propósitos de una organización cuando los compañeros de trabajo y sus líderes están físicamente separados? La respuesta está en la tecnología.

Una buena red social interna es la plataforma ideal para que la organización pueda difundir información relevante y abrir espacio para que los colaboradores también sean protagonistas en la generación de contenidos, permitiéndoles interactuar con sus compañeros, estén donde estén, reforzando vínculos y promoviendo un mayor sentido de pertenencia.

New Call-to-action

No hay duda que la tecnología viabiliza el work from home, pero si no está soportada por una gestión bien pensada, no será efectiva. Por lo tanto, está en las manos de los líderes hacer que el trabajo remoto promueva el engagement y mejore la experiencia de los colaboradores.

José Guerra
Escrito por José Guerra

Chief Sales & Marketing Officer, GOintegro

HR influencers 2020
Nueva llamada a la acción

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR CONTENIDO EXCLUSIVO DE NUESTRO BLOG